El "Sí, quiero" perfecto: nuestro manual para una fiesta de boda sin estrés

Actualizado: 11 jun 2020


1. No olvides llevar todo lo que preparaste que sabes que necesitarás en algunos momentos, como un abanico. Te calmará tener algo en las manos, y si los nervios te provocan calor, lo tendrás cerca para abanicarte.

2. Si algo no sale como esperabas, no pasa nada. Lo más seguro es que los invitados ni siquiera lo noten. Además, son personas cercanas que están pasando un buen día en vuestra compañía. Invita sólo a aquellas personas que sabes que se alegran tanto como tú de este gran día, hay algunas personas que no tienes por qué invitar a tu boda.

3. Intenta buscar la mirada de alguien que te aporte serenidad, como tu madre o tus hermanas. Sabes que ellas te dan toda la paz del mundo y que están controlando que todo salga bien en cada momento.

4. Intenta pensar en lo bien que lo pasarás durante el viaje de novios. Es una buena ocasión para descansar de todos los preparativos.

5. Respira hondo tantas veces como sea necesario y repítete a ti misma que “¡no pasa nada!”.

6. Y sobre todo… ¡Disfruta de tu día! Será inolvidable.

#boda #eventos #organizadores

18 visualizaciones0 comentarios